No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas – Laura Norton

Estoy casi segura de que, ya sea por el libro o por su salto a la pantalla grande, habrás oído el título de esta obra en alguna ocasión. Y si es la primera vez que lo oyes, pues no pasa nada, aquí te traigo un magnífico resumen para que sepas de qué va y te animes a leer el libro. 

PARA LOS QUE NO LO HAYAN LEÍDO

El libro nos narra la historia de Sara, una chica con un carácter un tanto obsesivo y con tendencia a sacar las cosas de quicio. La joven se enfrenta a la duda existencial de qué hacer con su vida, ya que después de haber estudiado y a pesar de estarse preparando para unas oposiciones no termina de estar conforme con su futuro profesional. Pero la vida es juguetona y a veces nos pone en el camino algo que dinamita nuestro mundo. De ese hecho tan solo te desvelaré que viene en forma de amor del pasado y la peor forma de reencontrarse con él.

SI YA TE LO HAS LEÍDO O QUIERES SABER UN POCO MÁS, SIGUE LEYENDO

RESUMEN (POSIBLES SPOILERS PERO NO REVELO EL FINAL)

En plena preparación de las oposiciones Sara se da cuenta que su verdadera vocación es ser plumista, una profesión nada común hoy en día. Parecía que lo más difícil sería contarle a sus padres el nuevo rumbo que quería tomar y pedirle prestada a su padre la tienda de su abuela, donde ésta ejercía hace  muchos años de plumista.

¡Qué equivocada estaba Sara! Después de convencer a su padre (que no es que le regalara la tienda, sino que tenía que pagar un alquiler y según los resultados podría seguir con ella o no), todo empezó a descuadrarse.

En primer lugar, nada más instalarse en casa de su abuela (la parte alta era la casa y la baja la tienda y el taller de costura), se le cuelan dos intrusos en plena noche: su hermana y su novio. No sé qué es peor si que se los encontrara tal cual dios los trajo al mundo, o que el chi co en cuestión sea el amor de su infancia…

¿Podría ser peor? Por supuesto.

Sus padres entran en una crisis matrimonial de tal calibre, que su padre se acaba instalando con ella en la casa de su abuela. Y no le culpa por culpa por ello; al fin y al cabo, toda la familia se acaban de dar cuenta de que su madre tiene un amante.

Pensarás que al menos tiene la suerte de tener a su novio Roberto para que la ayude a pasar el mal trago. ¡Error! Antes de que todo esto empiece su querido amor de va a París a probar suerte en una empresa como arquitecto.Lo visita de vez en cuando pero esas visitas no son del todo placenteras para Sara, la verdad.

Un par de meses después, es Roberto el que decide venir a ver a Sara a Madrid ¡durante toda una semana! La chica estaba súper emocionada, como era lógico, ya que las otras veces tan solo se habían podido ver un fin de semana.

Sin embargo, las cosas no salen siempre como uno las planea… Resulta que Roberto tuvo la genial idea de traerse consigo a un buen amigo que le ha ayudado muchísimo en París, un tal Eric.

Mientras tanto, Sara tenía un importantísimo desfile que podría lanzar su carrera como plumista o hundirla en la más absoluta miseria. Y su querida hermana pequeña había decidido casarse y no cesaba en su empeño de que fuera la propia Sara la que le diseñara y cosiera su vestido de novia… Sí, su hermana pequeña se iba a casar con el amor de su adolescencia y antes que ella…

Es más que evidente que a Sara las cosas no le suelen salir nada bien y, como era de esperar, el tema del desfile también se le complicó y a pocos días de tener que presentar su abra maestra ante el diseñador, todo su taller se inunda y deja sus alas de Ícaro hechas un revoltijo de plumas…

Aquí ya empiezan las ideas locas y las aventuras por parte de su cuñado y ex amor, gracias al cual consigue salvar con decencia su proyecto en el desfile pero, ¿surtirá efecto y obtendrá una buena crítica?

Una vez pasado el desfile Sara debería estar más relajada… Si no fuera por el hecho de que Roberto había venido una semana para decirle algo, algo tan importante que no quiso contarle por Skype; pero ¿qué? Pues que le ha salido un trabajo y que se va cinco años a China. O sea que ella se queda con su novio allí lejos mientras su hermana disfruta de su amor y se casa.

A grandes males, grandes remedios. ¿Qué es lo que podría hacer Sara para intentar encaminar su vida ahora que todo lo que había ido construyendo se le venía abajo? ¿Llegaría a ser una famosa plumista algún día? ¿De verdad su hermana iba a casarse con un chico con el que llevaba tan solo un par de meses? Como ves, no hay tiempo para el aburrimiento con esta novela.

PERSONAJES

Sara: Hay personas a las que parece que todo le sale siempre mal pero que, al mismo tiempo, no pierden la esperanza y yo creo que ese es el caso de Sara. Puede que todo lo que le sale al revés venga motivado por su carácter neurótico. Siempre quiere tenerlo todo bajo control aunque sean cosas que se escapan de sus manos y deja muy poco margen para que las cosas le sorprendan.

Lu: Detrás de toda chica como Sara se encuentra una hermana como Lu; una persona que no mide sus consecuencias, que actúa por instintos y que lo único que le importa es suplir las necesidades que le van surgiendo en el momento. Me gusta la parte espontánea de su personalidad pero reconozco que vivir con alguien que hace las cosas sin mirar más allá podría llegar a ser muy agotador y desequilibrante.

Roberto: Podría ser el novio perfecto pero, por alguna razón, no lo es. Quiero decir que para una persona como Sara, un chico así le viene perfecto porque lleva una vida bastante ordenada (al menos hasta que se fue a París) y seguramente por eso es por lo que han durado tantos años juntos. Además, es alegre, romántico y bromista; no es que sea un tipo aburrido y atrapado en la rutina de cuatro paredes; pero está conforme con la vida que lleva y la intenta mejorar siempre dentro de una “rutina”.

Aarón: Conozcamos al típico chico guapo que tiene una banda musical y que, en cierto modo, se adapta bien a cualquier situación y se “acomoda” en ella. En el fondo no me parece que sea muy distinto a Roberto en cuanto a personalidad…

Arturo: El padre de Sara es uno de los personajes más entrañables de toda la historia y vive una historia de amor secundaria que pasa desapercibida pero que, si miras con atención, es igual de bonita que la principal. Se nota que se muere por volver con su mujer pero que es su orgullo de hombre lo que se lo impide al principio, eso y que su mujer es un poco imposible también…

Berta: La madre de Sara es tan peculiar como sus hijas. Parece que está viviendo su segunda pubertad porque es un tanto alocada y no creo que piense las consecuencias de todo lo que hace. Es bastante orgullosa y le cuesta ser la primera en dar el paso a la hora de solucionar un problema con alguien aunque en el fondo se muera de ganas de hacerlo.

Éric: El amigo de Roberto tiene sus momentos graciosos y es parte importante de algunas cosas pero, sinceramente, me sobra un poco en la historia. No tiene una gran personalidad; de hecho, lo único que parece que quiere es fiesta tras fiesta…

David: El amigo homosexual de Sara cumple todo los estereotipos de los gays. Es el típico diseñador. En mi humilde opinión, es el que más la ayuda y no me refiero solo al tema del desfile sino que parece que es la persona que la empuja de una forma u otra a ir por el camino que ella quiere de verdad.

LO MEJOR

Como momento divertido me quedo con el colocón del padre de Sara con algunas ocurrencias de la madre. Pero sin duda alguna, me quedo con los momentos entre Sara y Aarón donde muchas veces devoraba las palabras deseando descubrir si iba a pasar algo entre ellos o no.

LO PEOR

El final. O sea, me encantó la escena final en el pantano con todo montado pero lo encontré muy de película… Me faltó algo más. Fue uno de esos finales en los que todo pasa demasiado rápido, llevaba todo el libro deseando que llegara el momento del pantano y cuando llega, en dos páginas ya se acaba el libro. Me encantó pero me hubiera gustado que ver un poco más de lo que pasó después de ese momento, no solo que me lo contaran por encima.

OPINIÓN PERSONAL

“No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas” es un libro que le recomiendo a todo el mundo que quiera pasar un rato entretenido y que lleven dentro a un romántico o romántica. Yo me lo pasé muy bien con las ocurrencias de todos los personajes y me dejó con muy buen sabor de boca. Se lo recomiendo a todas aquellas personas que hayan tenido alguna vez un amor imposible de adolescencia porque creo que entenderán muy bien a Sara.

PUNTUACIÓN

7 sobre 10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s