Harry Potter y la cámara secreta

HarryPotter Y La Cámara SecretaPARA LOS QUE NO LO HAYAN LEÍDO

Tras la nueva derrota de Lord Voldermort, Harry Potter vuelve a la escuela de magia Ho
warts para seguir perfeccionándose como brujo. A pesar de recibir advertencias para que no regrese y de sufrir distintas adversidades para llegar a su destino, Harry comienza su segundo curso.

En este segunda aventura, el joven mago conocerá una famosa leyenda que cuenta que en el colegio existe una cámara secreta creada por Slytherin (uno de los magos fundadores de Howarts), en la que guarda un gran peligro. La leyenda cuenta que solo el verdadero heredero de Slytherin podrá abrirla y liberar lo que hay dentro. Aunque el colegio se ha registrado de arriba abajo a lo largo de los años hasta por los magos más poderosos, nunca nadie ha encontrado nada; entonces, ¿por qué aparecen mensajes escritos en las paredes? ¿Cómo es posible que empiecen a petrificar a personas? ¿Qué son esas voces que tan solo Harry puede escuchar?

SI YA TE LO HAS LEÍDO O QUIERES SABER UN POCO MÁS, SIGUE LEYENDO

RESUMEN (POSIBLES SPOILERS PERO NO REVELO EL FINAL)

Después de un año académico la familia Dusrley ha cambiado: ahora es peor. Y Harry se ve obligado a tener que vivir con ellos todo el verano ya que no le permiten ir a pasar ni unos días con sus amigos (lo cual sería un alivio para ambas partes). De este modo, Potter se pasa todo el verano encerrado en su cuarto, en el jardín o en la cocina, literalmente. Ni siquiera dejan salir a Hedwing, la lechuza de Harry, con lo cual todo es un gran aburrimiento para él.

Al final del verano, su tío tiene una importante cena de negocios en su casa a la que Harry no está invitado, obviamente. Con lo que ninguno de los habitantes de la casa contaba era con que apareciera Dobby, un pequeño y atormentado duende mágico que lo arruinará todo.

Es evidente que el enfado de os Dursley es tan inmenso que encierran a Harry (nada nuevo) en su cuarto, bajo llave y le prohíben volver a Hogwarts. Afortunadamente no contaban con Ron y los gemelos Weasley que se aventuran en el coche volador de Arthur Weasley (el padre) para rescatar a su amigo y llevarlo a pasar los días que quedaban a su casa. ¡Esos sí que fueron vacaciones!

Y llegó la hora de volver a la escuela, ¡y vaya forma de volver! Ron y Harry no pueden atravesar en andén 9 y tres cuartos y se ven solo en mitad de una estación así que, ante la desesperación, toman prestado el coche volador y se van a Howgarts por sus propios medios. Corrieron el riesgo , los pillaron y le pusieron el correspondiente castigo (así de bien comenzaron el curso…). 

El nuevo profesor de Defensa Contra Las Artes Oscuras no tiene nada que ver con el del año pasado o con Snape (que tanto ansía ese puesto), de hecho parece que Gilderoy Lockhart solo le gusta al sector femenino, incluida Hermione. Sea como sea, las clases transcurren de forma “normal” hasta que un día Harry escucha una voz que susurra algo que tan solo el oye. Sus amigos le aconsejan que no diga nada ya que eso no está bien visto en ningún mundo.

Y es entonces cuando empieza la aventura. Los tres chicos van a la fiesta de cumpleaños de muerte del fantasma de su casa Nick Casi Decapitado mientras el resto del colegio celebraba una fiesta en el Gran Comedor. Al final de la noche, Harry, Ron y Hermione se fueron de la fiesta de Nick y cuando iban de camino a la otra fiesta para poder comer algo (sería absurdo que hubiera comida en una fiesta de fantasmas), Harry volvió a oír aquella voz que susurraba que iba a matar a alguien.

Los chicos la siguieron y llegaron a un pasillo donde la estampa no podría ser peor: la Señora Norris (la gata del conserje Filch) estaba petrificada y en la pared estaba grabado con sangre: LA CÁMARA DE LOS SECRETOS HA SIDO ABIERTA. TEMED, ENEMIGOS DEL HEREDERO.

Después del caos y horror que inundó la escuela, todos se preguntaban dos cosas:

  1. ¿La cámara de los secretos era real?
  2. ¿Quién era el heredero de Slytherin?

Lo lógico es que fuera alguien de la propia casa de Slytherin. Sin embargo, gracias a LockHart y Snape, Harry pasa a ser el principal sospechoso. ¿Cómo es posible? Un día los niños empiezan a lanzarse hechizos para defenderse en clase de Defensa Contra las Artes OScuras  y aparece una serpiente que intenta atacar a uno de ellos. En ese momento eran Draco y Harry los que se estaban enfrentando y es nuestro protagonista el que da un paso adelante y le habla directamente al  reptil y le dice que se aparte de su compañero. Esto lo debería haber convertido en un héroe, lo malo es que habló en lengua pársel (la lengua de las serpientes), habilidad que tan solo se recuerda que tuviera Salazar Slytherin. Es decir, que el rumor de que Harry Potter era el heredero y que había abierto la cámara de los secretos y se dedicaba a ir petrificando gente, aumentó como la espuma.

Al menos Harry contaba con sus dos mejores amigos, Ron y Hermione, para desmentir aquellos rumores. De hecho, ellos creían que el verdadero heredero de Slytherin era Draco Malfoy, así que Hermione encontró una poción para cambiar de forma (la poción multijugos) y así tomar la apariencia de os dos matones que siempre llevaba Malfoy con él y sacarle la identidad del heredero.

Era un buen plan; pero no consiguieron los resultados esperados ya que Malfoy no solo no es el heredero sino que no tiene ni la más remota idea de quién puede ser. Mientras tanto, aparece otro estudiante junto con Nick Casi Decapitado ambos petrificados.

Entonces, encuentran un diario viejo en el que no hay nada escrito pero que, por alguna razón, Harry no quiere tirar. Tarda un poco en darse cuenta de que el diario le responde a lo que él escribe y, además, le cuenta una historia en la que aparecen personas que él conoce. Emocionado va corriendo a contárselo a Ron y Hermione, pero es demasiado tarde: han petrificado a Hermione y a otra chica.

¿Encontrarán al culpable de esos ataques? ¿De quién será ese diario mágico? ¿Conseguirán curar a los petrificados? ¿Estará Voldemort una vez más detrás de todo esto? Para averiguarlo tendrás que leer el libro.

PERSONAJES

Harry Potter: La verdad es que no he notado un gran cambio en el personaje. Sigue siendo curioso y metiéndose en líos, pero no veo que haya evolucionado mucho (disculpen si estoy equivocada). Supongo que su evolución será más gradual, como ocurre con los niños en la vida real.

Albus Dumblendore: A medida que voy leyendo, más me gusta este personaje. Y mantengo mi convicción de que es bueno y severo a partes iguales. 

Minerva McGonagall: También me gusta más con el paso de las páginas.

Ron Weasley: Sigo creyendo que es uno de los personajes que más puede sorprender y evolucionar. En esta aventura se le ve una nueva faceta: el de hermano mayor. Se vuelve un defensor de su hermana pequeña delante de aquellos que hablan mal de ella (básicamente Draco) y casi le da algo cuando ella desaparece. Incluso me atrevería a decir que también saca las garras por Hermione cuando la petrifican (no sé, igual son solo imaginaciones mías).

Ginny Weasley: Me resulta una niña muy tímida y dulce, quizá es así porque con tantos hermanos mayores siempre ha estado muy protegida (eso es teoría mía). Pero también es aventurera y pienso que no es el único lío en el que se verá involucrada.

Hermione Granger: Aunque no ha sufrido grandes cambios, sí que se nota que ya se salta u poco más las normas y no se altera tanto cuando sus dos amigos hacen alguna travesura o rompen alguna norma.

Draco Malfoy: Tengo la sensación de  que él y sus dos brutos amigos seguirán igual durante toda la saga. Draco cada vez se volverá más más y los otros dos cada vez más brutos.

Rebeus Hagrid: Es curioso que el guardián de la escuela sea el personaje más bocazas.

Tom Sorvolo Ryddle: Chico muy listo. La idea del diario es muy ingeniosa: guardar su alma en un diario (o algo así). Ya apuntaba maneras este chico, no me extraña que luego llegara a ser… No voy a decirlo para no hacer spoiler pero ya verás cuando lo leas. 

Dobby: Me da la sensación de que es un personaje que se supone que tiene que dar pena o ternura o algo así, pero la verdad es que a mí me cae más bien pesado… ¡Lo sé! ¡Es un pobre esclavo maltratado! Y me daría pena si no fuera por lo cansino que es al impedir que Harry vaya a Hogwarts. (En mi defensa diré que no me gusta las personas que se meten donde no les llaman)

Gilderoy Lockhart: ¡Vaya profesor! Me divertí mucho con él, sobre todo al final, cuando se olvida de quien es. Parece un tío con pocas luces que escribe libros que tienen éxito y que se cree una estrella pero, a la hora de la verdad, mete mucho la para; ¡hasta es un poco patoso a veces! Una pena que tuviera que dejar el colegio.

LO MEJOR

La verdad es que me gustó mucho la idea del diario de Ryddle. Me recordó un poco a los asistentes de voz que actualmente tienen las tablets, los móviles y otros dispositivos. (Sí, mi cabeza a veces tiene un funcionamiento peculiar).

En cualquier caso, fue interesante ver cómo un objeto inanimado de repente se convierte en algo que piensa y se expresa. ¡Si hasta es capaz de apoderarse del cuerpo de Ginny!

LO PEOR

El segundo nombre de Tom Ryddle. La idea de que el nombre sea un palíndromo está muy bien pero, sinceramente, ¿SORVOLO? Tuve que leerlo como tres veces para asegurarme de que lo estaba leyendo bien. Quizá la versión original no queda tan horrible  pero es español deja mucho que desear.

OPINIÓN PERSONAL

Continúo con ganas de más. No sé si es intencionado o no, pero te van revelando pequeños datos que te hacen interesante por el mundo Potter cada vez más. Además, las aventuras llevan un mismo estilo sin llegar a ser repetitivas. Puede que por eso sea “creíble” ya que resultaría extraño que de un curso a otro los chicos cambiaran radicalmente o maduraran de golpe.

En resumen, me he quedado con ganas de leer el siguiente.

PUNTUACIÓN

7 sobre 10

Anuncios

Hoy me he levantado con ganas de leer algo muy empalagoso… Aunque creo que Harry Potter no tiene mucho de eso… Será por la lluvia que siempre lo hace todo más romántico (o quizá soy yo la romántica empedernida)